Recordando a las víctimas del vuelo 587 que se estrelló en Queens el 12 de noviembre de 2001

 

Published on Nov 12, 2017
Reporta Piter Ortega para NY1 Noticias

Advertisements

Las oscuridades del Faro que se visualizó como el mayor monumento de América

 

Faro a Colón
10 SEP 2017, 8:58 AM

MARIELA MEJÍA

faro
Visita al museo
Las oscuridades del Faro que se visualizó como el mayor monumento de América
El museo, que se vislumbró desde el siglo XIX, sigue atrayendo a turistas que aprecian muchas de sus exhibiciones entre penumbras

 

SANTO DOMINGO ESTE. Cuando el Faro a Colón apenas era una idea, en 1925 el Gobierno dominicano visualizaba que debía ser “el mayor monumento de América y uno de los más grandiosos y bellos de la tierra”. Ya tiene 25 años de erigido, aloja exhibiciones que hay que alumbrarlas con una linterna para observarlas, tiene salas cerradas y en reparación que albergan bacterias, y no hay fecha para que vuelva a ser esa fuente que despedía un espectáculo de luces.
La estructura es lugar de empleo de 76 personas. Tiene forma de una inmensa cruz acostada y es visitada a diario por turistas. Solo el año pasado lo hicieron 24,261 extranjeros y en este ya iban 21,795 en julio. A ellos les atrae en especial un mausoleo donde se asegura que están los restos de Cristóbal Colón (afirmación que aún se discute), a quien la historia le atribuye haber descubierto América.
Los visitantes también se pasean por 48 salas museográficas. Cada una exhibe piezas de un país específico. Son tan apreciadas que se han producido robos, como el ocurrido en 2011 cuando se sustrajo un arma de fuego antigua, conocida como arcabuz, que posteriormente la Policía recuperó.
El guía Edwin Ramírez explica que lo que se presenta en cada sala fue donado por la nación representada, por eso unas son más ricas en artículos que otras. Japón, por ejemplo, cedió un sistema audiovisual para mostrar al público su exposición, pero estos viejos artefactos se han convertido “en piezas de museo” en sí mismos: no funcionan y ya son obsoletos.

De los seis niveles que tiene el edificio, solo el público accede al primero. En los superiores hay salas en reparación que Ramírez explica que se han abierto con un permiso especial para estudiantes e investigadores. Cuenta que estas guardan riquezas históricas como originales de naufragios registrados en los siglos XV y XVI, planos de otros diseños que se hicieron para el edificio del Faro, grilletes de esclavos, barcos de la Era de Trujillo, vestimentas antiguas y el esqueleto de un haitiano que luchó en las refriegas por la independencia.
¿Por qué se construyó el Faro?
La visión de un faro dedicado a Colón fue mencionada por el escritor Antonio del Monte y Tejada a mediados del siglo XIX.
Se atribuye la idea del monumento al mismo Colón, de quien se afirma que dijo: “Pongan cruces en todos los caminos y senderos para que Dios los bendiga; esta tierra pertenece a los cristianos; el recuerdo de esto debe conservarse a través de los tiempos”.
Se decidió su ubicación en la margen oriental del río Ozama por haberse levantado allí la primitiva ciudad de Santo Domingo, en agosto de 1496.

Para el proyecto el Gobierno de la República Dominicana confió su organización a la Junta Nacional Colombina, creada por decreto el 11 de octubre de 1892, de la que formaban parte el presidente y vicepresidente de la República, el arzobispo metropolitano, el secretario de Estado de Fomento y Comunicaciones y el presidente de la Suprema Corte de Justicia, entre otros.
Además, se creó una Comisión Permanente Pro Faro a Colón, presidida por don C. Armando Rodríguez, vicepresidente de la Junta y exministros de diversos despachos.
El 25 de octubre de 1924, el presidente de la República, Horacio Vásquez, envió un mensaje al Senado sugiriendo la ratificación de una resolución tomada el 24 de abril de 1923 por la Quinta Conferencia Internacional Panamericana reunida en Chile, que acordó “recomendar a los Gobiernos de las repúblicas de América que honren la memoria de Cristóbal Colón, descubridor del Nuevo Mundo, con la erección de un Faro Monumental que se denomine de Colón, en la costa de la ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana, y el cual deberá construirse con la cooperación de los gobiernos y pueblos de América, y también con la de todos los gobiernos y pueblos de la tierra”.
El 14 de febrero de 1925 Vásquez hizo una proclama pública sobre la Primera Semana Pro Faro a Colón, comprendida entre el 27 de febrero y el 5 de marzo de ese año. Destacó que la República Dominicana tiene “la honra inmarcesible de guardar las venerandas cenizas del inmortal navegante”.
“Además –agregó-, por haber sido su tierra predilecta, tiene, por sobre la conveniencia imponderable de que el Faro sea levantado en las cercanías de la ciudad de Santo Domingo, el grato e indeclinable deber de iniciar, con una suma apropiada, la suscripción del proyecto del Faro Monumental que será un atrayente símbolo luminoso que preconizará la fama imperecedera del Descubridor”.
Pasee por el Faro a Colón en el siguiente tour virtual:

El famoso concurso para su diseño
Para diseñar el Faro a Colón se hizo un concurso internacional entre 1928-1930. Se inscribieron unos 1,926 arquitectos para participar en la primera etapa. De esa cantidad de inscritos, llegaron 455 proyectos.
El británico Joseph Lea Gleave, a la edad de 23 años, fue premiado con el primer lugar. Él indicó que la forma general de la estructura sería baja, comparada con el terreno, de modo que pueda resistir los terremotos y huracanes.
“La fragilidad de las construcciones modernas no cabe en un edificio que, por su naturaleza, debe ser eterno”, aseguró, según recoge una publicación de 1959 del Comité Ejecutivo Permanente del Faro a Colón, para los visitantes de la entonces Ciudad Trujillo.
“Bajo un cielo sombrío su silueta recuerda la de una esfinge egipcia, la de una serpiente azteca o la de un esbozo elemental de la naturaleza”, dijo el arquitecto.

Los trabajos de construcción los comenzó el entonces dictador Rafael Trujillo el 14 de abril de 1948, Día de las Américas. En un mensaje que dirigió ese día dijo que el monumento serviría “para honrar la memoria del descubridor, para señalar permanentemente la ruta que siguió la civilización en su marcha a través de las islas avanzadas del continente”.
“Realizaremos en él un acopio documental de singulares proporciones”, dijo Trujillo. En ese entonces, después de la Segunda Guerra Mundial, el dictador entendía que la idea de erigir el Faro resultaba “de una oportuna y promisoria significación” en “el angustioso momento que está viviendo la humanidad”.
Fernando Arturo Garrido, entonces secretario-tesorero del Comité Ejecutivo Permanente del Faro a Colón, explicó que el cuerpo principal del monumento, una cruz pavimentada, de 690 metros longitudinales y 166 a lo largo de sus brazos, “estará rodeada por un radio de 417 hectáreas de extensión”. Aspiraba a que de la cabecera de la Gran Cruz partieran 21 avenidas, una por cada república americana.
En la cima del monumento, de 237 metros de largo, y de una altura de 40, está el Altar del Progreso, que lleva la luz central del Faro. De noche, desde los canales, se observaba una fiesta de luces que muchos habitantes de la capital y la provincia Santo Domingo podían ver en décadas pasadas, inclusive a kilómetros de distancia, antes de que salieran de servicio. Administraciones pasadas del museo reportaron que estas bombillas consumen muchos kilovatios hora y terminaron encendiéndose en fechas especiales.
“De noche, desde los canales, se elevarán potentes reflejos luminosos que proyectarán en el cielo el Símbolo de Colón, esto es, una Cruz Gigante, que señalará a los viajeros del mar y del aire el punto central entre ambos continentes americanos”, afirmó Garrido.

Pero todo el sentimiento de veneración a Colón tuvo que esperar. Fue en 1986, durante el gobierno de Joaquín Balaguer, cuando se retomó la construcción de la obra, bajo la supervisión del arquitecto dominicano Teófilo Carbonell.
Se terminó de construir en 1992; a su inauguración asistió el fallecido papa Juan Pablo II y el evento coincidió con los 500 años de la conmemoración del Descubrimiento de América.
Entre las razones de la postergación de su construcción se indica que no se recaudaron los fondos prometidos por todas las repúblicas americanas. Según publicó el periódico El Caribe, dos años antes, en 1990, el expresidente Juan Bosch acusó al gobierno de Balaguer de haber encarecido el costo de la vida por la sobrecarga de impuestos a causa de “una obra tan absurda como el Faro a Colón”.
Sobre el costo final del monumento se dan cifras distintas: RD$300 millones, US$30 millones…
Retomar el esplendor tendrá que esperar
El gobernador del Faro a Colón, Simón Herasme, sostiene que los problemas del Faro comenzaron cuando su administración pasó a depender del Ministerio de Cultura y se le redujo su presupuesto, por esa razón hay dificultades en el mantenimiento interior y exterior, asuntos eléctricos pendientes, no se ha rehabilitado completamente el juego de luces del techo ni reabierto salas en reparación.

A propósito, Ana María Conde, directora de Museos del Ministerio de Cultura, indica que al crearse esa cartera (en el año 2000), se reestructuró todo el funcionamiento de las entidades que pasaron a ser dependencias del ente estatal, como es el caso del Museo Faro a Colón.
“El ministro Pedro Vergés y su equipo se esfuerzan por racionalizar los recursos que permitan destinar mayores montos a las labores de rescate y remozamiento, y trabaja en afianzar las alianzas público-privada, de modo que la sociedad comparta la responsabilidad de preservar nuestros museos y monumentos, una tarea que conlleva un alto costo para la capacidad de recursos con que cuenta el Estado dominicano”.
En el Presupuesto General del Estado del presente año se asignaron RD$296,104,030 para la conservación de documentos y exhibiciones históricas, que incluyen RD$81,877,267 para servicios museográficos. La nómina del Faro a Colón sumaba a julio pasado RD$991,578.66.
¿Y qué de las luces? “La actual gestión del Ministerio de Cultura se encuentra evaluando las necesidades de los museos y monumentos de todo el país”, responde Conde. “Sin embargo, por temas presupuestarios esto solo puedo hacerse por orden de prioridades, pues casi todos los monumentos y museos a cargo de Cultura requieren de alguna intervención, menor o mayor, y en muchos casos urgente”.
Conde afirma que el Museo Faro a Colón es un importante monumento y tiene un inconmensurable valor y potencial turístico. “Su remozamiento amerita ir más allá del iluminado, cuyas instalaciones deben ser revisadas para adecuarlas a los nuevos tiempos, permitiendo que los costos en energía bajen”, concluye.

Fuente

Marcha Verde protesta contra impunidad y corrupción en el Alto Manhattan

New York

 

Por Miguel Cruz Tejada lunes 30 de octubre, 2017

Marcha-Verde

Activistas de la Marcha Verde, desafiaron la fuerte tempestad otoñal para protestar en el Alto Manhattan contra la corrupción e impunidad en la República Dominicana en calles del Alto Manhattan.
 

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Cerca de un centenar de activistas de la Marcha Verde, desafiaron la fuerte tempestad otoñal que golpeó este domingo la ciudad y se congregaron en varias intersecciones del Alto Manhattan, para protestar contra la impunidad y la corrupción en la República Dominicana.
Los manifestantes comenzaron a apostarse desde las 2:00 de la tarde en la esquina de la calle 181 y avenida Saint Nicholas y se desplegaron para formar una cruz humana en cuadras de las avenidas Audubon y Wadsworth en el mismo sector.
Eran apoyados por conductores y transeúntes que pasaban por los alrededores, y los choferes hacían  sonar sus bocinas en señal de respaldo, mientras muchos enarbolaban trapos y pañoletas verdes, identificándose con el movimiento cívico.
Los activistas, exhibieron banderolas, cartelones y afiches con lemas contra la corrupción, Odebrecht y reclamando que los corruptos sean llevados a la justicia.
Los organizadores entregaron un manifiesto a los medios en el que exponen sus exigencias y posición en relación  a la corrupción y la impunidad en la República Dominicana.
En la declaración indican que “nuestras voces se levantan para reclamar cárcel para los envueltos en el escandaloso caso de corrupción de Odebrecht; para revocar el contrato de construcción de las plantas al carbón de Punta Catalina y para que ésta compañía delincuente se largue de República Dominicana”.
Dijeron que continuarán protestando frente a un sistema judicial que apaña y protege a los implicados en el caso de Odebrecht. Frente a una justicia sujeta a la voluntad del partido gobernante que hace oídos sordos al reclamo ciudadano de que se tomen medidas firmes que evidencien avances en el sometimiento de todos los implicados en este bochorno caso.
“Ratificamos la demanda de realizar auditorías financieras y técnicas para todas las obras construidas por Odebrecht, incluidas, claro está, las contratadas durante los años 2012 al 2014 bajo el gobierno de Danilo Medina, como también reclamamos investigar y castigar de acuerdo a las leyes dominicanas el financiamiento ilícito hecho por dicha empresa a candidatos y campañas electorales desde el 2002 al 2016”.
El manifiesto añade que “estamos condenando la participación creciente de delincuentes y sicarios en  instituciones estatales. Ahora podríamos tener mafias políticas operando con el descaro, la intolerancia y la violencia que caracteriza al bajo mundo, para callar voces disidentes y seguir con su brutal e ilegal proceso de acumulación de riquezas. Este nuevo fenómeno hace peligrar aun más la débil institucionalidad democrática que rige en el país”.
Sostienen que se están movilizando para reclamar un paro definitivo al femenicidio, complejo fenómeno que lejos de disminuir se ha acrecentado bajo las administraciones del partido gobernante. Como muestra, en los últimos 12 años más de 2,000 mujeres han sido asesinadas por ex parejas y compañeros sentimentales. Así como en corrupción República Dominicana esta en los primeros lugares a nivel mundial, en el ámbito del femenicidio también ocupa un deshonroso lugar en la región.
En esta asignación el gobierno ha fracasado de la peor manera.
“Estamos en las calles para explicar a la comunidad como la inseguridad ciudadana que nosotros mismos sentimos cuando viajamos al país y que de  manera permanente sufre la población dominicana, también está asociada a la corrupción”, explican los verdes.
“Una parte del dinero supuesto a ser usado para favorecer la seguridad ciudadana, va a caer a manos de delincuentes de cuello blanco que buscan eternizar su dominio sobre el Estado. En la incapacidad gubernamental y en la corrupción pública encontraremos razones por las cuales la nuestra es una de las sociedades más violentas a nivel mundial, según el Instituto para la Economía y la Paz de Australia”, expresan.
“Protestamos por  los altos precios de los servicios consulares y en los pasajes aéreos, los cuales aumentan mas mientras mayor es el número de botellas y empleados disfuncionales en consulados, embajadas y en organismos multilaterales como Naciones Unidas.
Buscamos acorralar y derrotar a los políticos y funcionarios corruptos responsables de la miseria, de la falta de oportunidades y de la exclusión social en que vive la mayoría del pueblo dominicano”.
Exponen que “la delincuencia política apuesta a nuestro desgate, apuesta a que el cansancio nos venza. Se equivoca. No descansaremos hasta derrotar la impunidad y la corrupción que hacen de nuestro país cualquier cosa, menos un país funcional”.
Advierten que no descansarán hasta que se pueda sacar a la nación del lodazal político e institucional a que ha sido sometida por partidos y gobiernos chatarras, negadores de los mejores valores que históricamente han distinguido al heroico pueblo dominicano.

Fuente

Detectan brote de gripe aviar en granjas de Moca

Instantánea-462.png

Por: Noticias SIN
Viernes 27 octubre, 2017 |  Primera Plana,

REDACCIÓN.- Un brote de gripe aviar ha sido detectado en granjas de la provincia Espaillat, por lo que se ha dispuesto cuarentena, investigación epidemiológica y una vigilancia intensiva en la zona durante noventa días.
La revelación la hizo la Organización Mundial de Sanidad Animal, que cita información suministrada por la doctora Nimia Lissette Gómez Rodríguez, directora de Sanidad Animal de la Dirección general de ganadería del Ministerio de Agricultura.
Para edificar a la población dominicana y evitar un estado de alarma, OIE hizo hincapié en que el virus detectado, del tipo H5N2, “en nada afecta la salud humana”.
El brote de influenza aviar fue confirmado luego de que el laboratorio de servicios veterinarios de Estados Unidos analizara muestras tomadas en las granjas  y sus resultados enviados al país para la adopción de medidas de prevención y seguimiento.
Cumpliendo un protocolo que se aplica en estos casos desde hace décadas, O y E emitió un boletín dando cuenta de la ocurrencia en República Dominicana  de casos leves de Influenza Aviar tipo H5N2, el mismo reportado en el país hace nueve años .
Desde finales de septiembre se venía monitoreando una granja sospechosa de la enfermedad, por lo que se procedió a analizar muestras que dieron como resultado una baja presencia de elementos patógenos.
A pesar de ese diagnóstico se comenzaron a tomar las medidas de rigor que incluyen el decomiso y eliminación de huevos y se están sacrificando las aves en las áreas infectadas.
El caso ha tenido ya consecuencias y repercusión a nivel internacional. Hong Kong prohibió la importación de carne y productos avícolas (incluidos huevos de aves de corral) de la República Dominicana con efecto inmediato para proteger la salud pública, informó este viernes el Centro para la Seguridad Alimentaria (CFS) .
Un portavoz de CFS dijo que, dado que Hong Kong no ha establecido ningún protocolo con la República Dominicana para la importación de carne de aves de corral y huevos, no hay importación de tales productos desde el país.
“El CFS se ha puesto en contacto con las autoridades dominicanas sobre el tema y seguirá de cerca la información emitida por la OIE sobre los brotes de influenza aviar. Se tomarán medidas apropiadas en respuesta al desarrollo de la situación”, dijo el vocero de la entidad.
Aunque los virus de la influenza aviar A por lo general no causan infecciones en humanos, se han reportado casos esporádicos de infecciones en seres humanos por estos virus. Las aves infectadas alojan virus de la influenza aviar en la saliva, las membranas mucosas y las heces. Las infecciones en los seres humanos con los virus de la influenza aviar pueden ocurrir cuando el virus entra a través de los ojos, la nariz o la boca de una persona, o por medio de la inhalación.

Fuente

  Canciller RD expresa interés en reforzar relaciones con el Vaticano

Canciller-Miguel-Vargas-3

Miguel Vargas

Por LA REDACCION
Fecha: 20 octubre, 2017

 

SANTO DOMINGO (EFE).- El canciller de la República Dominicana, Miguel Vargas, expresó hoy el interés de su país de reforzar las relaciones con el Vaticano y “trabajar en la agenda común de ambos Estados”.

Vargas recibió hoy las copias de estilo de las cartas credenciales del nuevo nuncio apostólico en el país, el jordano Ghaleb Bader, nombrado por el papa Francisco en agosto pasado, en sustitución del nigeriano Jude Thaddeus Okolo.

En el encuentro, según un comunicado de la Cancillería dominicana, Vargas abogó por un esfuerzo conjunto “para avanzar en temas de interés de la República Dominicana y el Vaticano”.
El ministro de Exteriores dominicano destacó, además, los lazos históricos y culturales que unen a los dos Estados.

De su lado, Bader prometió que trabajará a favor del buen desempeño del Cuerpo Diplomático en el país, del que será el decano, y dijo que dará continuidad a la labor que desarrolló Okolo.

 

Fuente

What exactly does political corruption look like?

image

New Jersey’s senior U.S. senator, Bob Menendez, is on trial on public corruption charges just a few PATH train stops away in Newark. It’s a trial that says a lot about our expectations for public officials. (Credit: Bloomberg / Louis Lanzano)

Mark Chiusano


What exactly does political corruption look like?


By Mark Chiusano   mark.chiusano@amny.com October 1, 2017


Everyone’s got problems, but not everyone’s problem-solver is a U.S. senator.
Let’s say your problem involves your multimillion-dollar cargo screening contract in the Dominican Republic. You hear that the U.S. government might give free scanners to the Dominicans, threatening your business. Do you throw up your hands that the U.S. government’s security efforts are hurting your business? If you’re Florida ophthalmologist Salomon Melgen, you call in a chit from a friend in high places.

New Jersey’s senior U.S. senator, Bob Menendez, a Democrat, is that friend, and he’s on trial on public corruption charges just a few PATH train stops away in Newark. Sound familiar? Maybe it reminds you of the tit-for-tat underbelly of New York State government exposed in the trials of former Assembly speaker Sheldon Silver and former State Senate majority leader Dean Skelos, previously two of the three most powerful men in New York state government.

Yet both those convictions were reversed and sent back for new trials this year thanks to a 2016 Supreme Court decision: federal prosecutors, the decision found, were using too big a net to snare politicians using public offices to get personal favors. That ruling in the case of former Virginia Gov. Bob McDonnell hangs over the Menendez trial, the latest referendum on how outrageously self-serving politicians and their donors are allowed to be.

Building a case

Prosecutors in Newark allege that Melgen gave the senator juicy perks like use of a private jet and three nights in a five-star Parisian hotel, plus over $750,000 to entities supporting his reelection efforts. In return, the prosecution argues that Menendez helped Melgen with business deals and favors. At trial, the alleged Dominican and Ukrainian female friends of Melgen testified that they had a surprisingly easy time getting visas after senatorial intervention.

The month-old trial has featured such tabloid-worthy details, but last week prosecutors began the crucial work of sketching out the timing of calls, meetings, and deliverables that they hope will be sufficient to meet the Supreme Court’s newly higher bar for public corruption: carefully described “official acts” from Menendez to repay Melgen’s largess.
The senator argues he and Melgen, who has already been convicted in a health care fraud case, are just longstanding friends.

That friendship was on full display Thursday. What else would you call the Jan. 11, 2013 emails that went from Menendez’s office to a Customs and Border Protection official about the potential gift to the DR of free government scanners? The Menendez staffer wanted to know more about these scanners, and for CBP to “hold off” on their delivery.
“I did find the request to be somewhat odd,” the CBP official testified Thursday. Why would a U.S. senator want to abruptly halt a shipment of security equipment that CBP had deemed beneficial?

Well, the prosecution entered into evidence a receipt from the Banyan Golf Club in West Palm Beach dated Jan. 10, 2013. The receipt was signed by “Dr. Melgen,” who owned a company that made rival scanners, and it listed Menendez as the businessman’s guest.
Criminal corruption or business as usual?

Will emails and timelines like this be enough to convict Menendez? Regardless, the trial already has cast another spotlight on the swirling vortex of “asks” and “liaisons” and “governmental operations” and neverending stream of campaign fundraising paired with little perks that you and I don’t get when we help someone out at work. In other words, the eternal swamp that stretches from DC to New York, where it’s just a touch over business as usual to be caught in a $4 million kickback scheme, as Silver was, or convicted for getting no-show work for your son, like Skelos.

Like pornography, which another judge said you know when you see it, you might say this whole thing really smells. The federal law could be changed to give prosecutors a bigger net in these cases, to make it clear that what insiders call routine politics isn’t good government. But good luck legislating against the system of open palm and scratched back.

For now, it’s accountability on a case-by-case basis, with the more brazen politicians sitting through trials in which juries adjudicate whether they went too far. Menendez was quiet in the courtroom last week, but hours later he ditched his suit for a polo shirt at Newark Airport for a “fact-finding” trip to hurricane-hit Puerto Rico before his trial resumes Monday.

For this Caribbean venture, at least, he flew commercial.

Source